Inundaciones Urbanas

inundaciones_CENAPRED

De acuerdo a la Ley General de Protección Civil en su artículo 2, sección XXIV, las inundaciones forman parte de los Fenómenos hidrometeorológicos, esto es, son efecto de la acción de los agentes atmosféricos, y de acuerdo al CENAPRED , este fenómeno puede ser la consecuencia de la lluvia, nieve o granizo extremo.

Las inundaciones tiene varias cusas, siendo la más común la falta de absorción de lluvia al subsuelo, esto es:

Cuando la lluvia cae sobre la superficie de la tierra, su ciclo indica que correrá a través de la superficie y en su recorrido se irá filtrando hacia los mantos acuíferos, para recargarlos y posteriormente sean depositados en canales subterráneos. Este fenómeno tiene relación con el suelo, y es que de acuerdo con especialistas en el tema, la vegetación que cubre el suelo (hablando de árboles, arbustos y mleza), ayudan al suelo a fijarse y no se deslave a causa de la lluvia, pero tambien tiene la función de disminuír la velocidad de la lluvia, de tal manera que esta llegue al suelo en forma de polvo de agua, y así no vaya erosionando el suelo.

Imaginemos un suelo de tierra seco, y cuando nosotros regamos este suelo, seguramente la mayor cantidad de agua se absorverá, hasta el momento en que la tierra ya no pueda absorver mas agua y esta entonces correrá siguiendo los niveles de la tierra hacia una parte mas baja por gravedad. Ahora bien, nuestros centros de población han cambiado el piso de tierra por planchas de cemento o asfalto, y esto ocasiona que la menor lluvia se acumule y forme un caudal que corra por las vialidades hasta reconocer su cauce (siguiendo los niveles bajos y aprovechando la fuerza de gravedad nuevamente). Esto se puede agravar mas debido a que la mayoria de los centros de población no tienen contemplados sistemas de recolección de agua de lluvia, por lo que esta agua se mezcla con el agua de drenaje que generamos cada habitante en nuestras casas. Si a esto le sumamos una baja cultura de limpieza en las calles, tenemos una serie de acontecimientos que es la causa mas común de las inundaciones:

Llueve y como hay una superficie impermeable y no hay vegetación ni suelo que absorva la lluvia, el agua corre por las calles, pero a su paso va llevando la basura que ahí está depositada, y cuando llega a las alcantarillas o rejillas para internarse al drenaje, se tapa y empieza a subir el nivel de agua en la calle.

Pero la pregunta es entonces, ¿Estamos condenados a inundarnos? No, las causas pueden revertirse y lo mas importante es la prevención.

A nivel autoridad municipal son varias las acciones que se pueden hacer:

  • Contar con un mapa de riesgos contemplando el fenómeno hidrometeorológico a partir de capas cartográficas fidedignas y actualizadas.
  • Realizar levantamientos constantes de los niveles topográficos del piso para detectar invasiones a los cauces y capacidades de desalojo de volúmenes hidráulicos.
  • Separar el drenaje de aguas negras del drenaje pluvial (para la lluvia).
  • Antes de autorizar asentamientos, realizar simulaciones de flujos de agua para asegurarse de que existe la capacidad hidráulica de conducir el agua que se drenará en el área a construír.
  • Establecer una red de monitoreo de lluvia o estaciones meteorológicas para llevar un registro preciso de las condiciones normales atmosféricas y encontrar patrones de lluvias.
  • Contar con monitoreo remoto de niveles en los cuerpos de agua existentes en la localidad.
  • Revisar periodicamente las estructuras de almacenamiento de agua como presas, bordos, drenes, etc.
  • Tener una cuadrilla que conozca la red hidráulica, disponible 24 horas al día para actuar en labores de limpieza de rejillas y alcantarillas en caso de requerirse.
  • Sustituír el cemento y el pavimento por materiales absorventes (actualmente hay varios productos que se ven igual pero permiten la absorción y transpiración del suelo debajo de ellos).
  • Integrar en el marco jurídico local el requerimeinto de documentos que den certeza que un asentamiento no estará expuesto a estos fenómenos o que su nivel de riesgo es bajo, para conceder un permiso de construcción.

Y como ciudadanos nosotros podemos:

  • Mantener nuestras instalaciones sanitarias en buen estado, si es posible colocar una válvula “Check” en el exterior de nuestra vivienda donde se conecta nuestra instlación con la red municipal de drenaje, de tal manera que el flujo solamente sea de salida y no bidireccional.
  • Estar al pendiente de los reportes meteorológicos OFICIALES constantemente.
  • Limpiar nuestras azoteas y canaletas antes de la temporada de lluvias.
  • Mantener constantemente nuestro frente de la casa limpio.
  • Antes de adquirir una propiedad o inmueble, verificar la zona en la que se encuentra y no adquirir si es un terreno bajo.
  • Consultar con Protección Civil el Plan de atención de la temporada de lluvias (siempre debe la autoridad contar con uno) y poner especial atención en la ubicación de los refugios temporales mas cercanos al nuestro.
  • Tener en la familia un lugar alternativo para encontrarnos en caso de que haya una emergencia.
  • Tener a la mano un paquete con lo mas indispensable en caso de que necesitemos evacuar nuestra vivienda.

 

Recordemos que todos somos corresponsables de lo que pasa donde vivimos.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *