La importancia de las Brigadas de Emergencia

Imagen brigada de emergencia en capacitación

Brigadas de emergencia en capacitación

¿Cuántos de nosotros no hemos escuchado alguna vez la frase “no nada…”? y como bien diría un estimado amigo de apellido Martínez Divis, “nunca pasa nada… hasta que pasa”

Por principio de cuentas, un accidente es aquel que no estamos programando que suceda, es un acto de la fortuna, y si analizamos aquello que llamamos “accidente”, nos podremos dar cuenta que en la mayoría de las ocasiones, ese evento era prevenible, y hasta cierto grado, muy obvio que pasaría, sin embargo, el no considerar el factor entorno o el factor conductual, nos llevaron hacia ese evento. Sin embargo, este no es un artículo dedicado a la causa de los accidentes, sino a la importancia de las brigadas de emergencia.

Imagenemos una situación de emergencia cualquiera, un terremoro, una inundación, una simple caída o una enfermedad que se complica en nosotros o en un compañero en nuestra área laboral, o en algún lugar que visitamos, lo primero que usualmente hacemos es pedirle a alguien que llame al servicio de emergencias (normalmente incluyendo México, al 9-1-1), y esperamos a que la ayuda a esa situación llegue de inmediato, sin embargo, los servicios de emergencia en el mundo, no son inmediatos, desde que sucede el accidente, pasa un tiempo en lo que nos damos cuenta, otro tiempo en lo que llamamos, otro tiempo en lo que la central de emergencias despacha la unidad, otro tiempo en la que ésta rriba al lugar, y otro tiempo en la que se atiende.

Ahora imaginemos que a la par de esta cadena, hay una persona o grupo de personas que empiezan a atender la emergencia en el lugar, y evitan que la situación vaya escalando a niveles mas graves, ¿no sería esto lo ideal? Sería como tener un paramédico, un bombero, un rescatista a la mano, claro, con menor capacitación y equipo, pero a final de cuenta, rápido.

Este es el valor de la Brigadas de emergencia en los espacios publicos, y en México, la Ley General de Protección Civil, su Reglamento, y la mayoría de Leyes y Reglamentos locales de Protección Civil, establecen que en aquellos lugares donde por sus características exista la posibilidad de concentraciones masivas de personas, o de un afoto mayor a 50 personas, llámnese escuelas, cines, hoteles, plazas comerciales, gimnasios, templos, estadios, incluso oficinas de gobierno, deberá existir un grupo de personas que cumplan con la función de atender las emergencias relacionadas con Primeros Auxilios, Combate de Incendios, Evacuación de Inmuebles y Búsqueda y Rescate de lesionados, dando así una atención pronta y expedita que logre disminuír el daños a la población del lugar, sea esta la ordinaria o los visitantes (en emergencias, se le conoce a esta población como fija y flotante).

Esto quiere decir, que todos los lugares con mas de 50 personas, deberán de contar con personal capacitado que vele por la seguridad física primeramente de las personas, y después del lugar y el medio ambiente.

Así que si usted trabaja en un lugar con estas características, acérquese a Recursos Humanos para que le informen de las capacitaciones para estas brigadas, e intégrese a ellas, lo mejor es que esos conocimientos se los puede llevar a su casa o a donde vaya, y así, podrá saber que en caso de requerirlo, está capacitado para auxiliar aquello que mas valora: la vida de sus seres queridos.

 

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *